Nuestro video Youtube

Caída del cabello

Caída del cabello

La caída del cabello (alopecia) causada por la quimioterapia es uno de los efectos secundarios que mayor ansiedad causa en general en  los pacientes de quimioterapia.

 Nos parece increíble que esa “nuestra abundante masa de cabello” que nos ha acompañado durante gran parte de la vida  empiece a deteriorarse, secarse y en pocos días desaparezca.                                        

                                                                         

¿Cual es la explicación a este fenómeno?

La perdida del pelo sucede porque la quimioterapia afecta a todas las células del cuerpo, no sólo a las células cancerosas. El tejido que recubre las paredes de la boca y del estómago, así como los folículos capilares, son especialmente sensibles, por cuanto son células que se multiplican rápidamente, como las células cancerosas.

La diferencia es que las células normales se reparan a sí mismas, lo que hace que estos efectos secundarios, - en caso de producirse- , sean temporales. 

 

¿Perderé el pelo, las cejas y pestañas?

En el momento del inicio del tratamiento su oncólogo le indicará los posibles efectos secundarios de su aplicación.

Los tratamientos son personalizados, de acuerdo al diagnostico existente. No todos los fármacos de quimioterapia utilizados para los distintos problemas generan las mismas secuelas.

Que el cabello se caiga, se debilite o mantenga su condición depende de los fármacos y las dosis de estos.     

                                        

¿Cuando se cae el cabello?

No existe una pauta común para el inicio de la caída. Ello depende de la fuerza del tratamiento, la composición del mismo y la calidad de nuestro pelo.

Sin embargo, según nuestra experiencia, lo más habitual es que comience a caer entre 17 y 20 días después del primer ciclo de tratamiento, casi al inicio del segundo ciclo.

Hasta ese momento es normal, no notar ningún cambio significativo en el cabello, a pesar de haber recibido ya el primer tratamiento.

Síntomas del inicio de la caída.-

 

A.- El pelo se va resecando hasta aparecer con síntomas de estar sin brillo y vida.

B.- El cuero cabelludo puede mostrar alteraciones y darnos sensación de tirantez y extrema sequedad con la consiguiente molestia al contacto con la almohada.

C.- La caída puede suceder de forma repentina o lenta. Se puede perder todo el pelo o sólo una parte.  Con frecuencia se cae en mechones en lugar de seguir un patrón uniforme.  

D.- En caso de pelo largo, la sequedad origina que este se enrede y tenga aspecto de una rasta.

 

Llegado ese momento, nuestra recomendación es RAPARLO para potenciar la mejoría del estado del cuero cabelludo y la oxigenación del bulbo piloso y en especial, evitar el trastorno anímico  de encontrar cabellos en todas partes: en la ducha, la ropa, la comida o la almohada.

En caso de querer mantener el mismo tipo de imagen, mediante la elección de una peluca igual o similar a nuestro cabello propio, mi respuesta personal y profesional es no hacerlo. “El pelo se va a caer igual”.

¿Porqué no continuar con nuestra imagen esos primeros días en que todo son novedades a las que adaptarse, tratamientos a experimentar sus resultados, explicaciones a personas cercanas?

Distinto sería que decidamos cambiar de estilo a un pelo más corto.

Los estilos de cabello corto tienen grandes ventajas: no solo dan la apariencia de mayor volumen y cantidad, sino que  cuando el cabello vuelve a crecer  se alcanza antes la medida deseada.

En casi todos los casos de caída del cabello causada por la quimioterapia, el cabello volverá a crecer al finalizar los tratamientos.  

 

 ¿Es posible prevenir la caída del cabello durante los tratamientos de quimioterapia?

En la actualidad, las experiencias cercanas nos indican que no hay un método seguro y fácil para prevenir la caída del cabello causada por la quimioterapia. 

A lo largo de los años se han realizado intentos para reducir la caída del cabello utilizando cintas o pañuelos ajustados y en ocasiones gorros de frío. Se indicaba que estas técnicas reducían el flujo sanguíneo a los folículos capilares y de esta manera ayudaban a limitar la exposición a la quimioterapia. 

Desafortunadamente, los resultados conocidos no han sido positivos, causaban dolores de cabeza, eran complicados y costosos y se abandonaron en la mayoría de los casos.                                                                                                                                   

                                                                                      

¿Cuándo vuelve a crecer el cabello?            

Una vez terminada la quimioterapia, el cabello empieza a crecer aproximadamente a los 40 días después del último ciclo de tratamiento.

Los expertos indican que el cabello crece a razón de 1cm al mes aproximadamente, por lo que todavía necesitarás del uso de complementos, pañuelos y peluca durante unos 3-4 meses más.

 Un primer pelo fino o “pelusilla” de bebé, de nacimiento irregular y diferente densidad, en función de las zonas, aparece en nuestro cuero cabelludo.

Es aconsejable quitar esa pelusilla mediante un corte con tijera para eliminar esa masa débil y en muchas ocasiones, despigmentada  por los tratamientos y, así permitir que el pelo en crecimiento existente en la base pueda hacerlo de forma más homogénea y

 Un nuevo rapado obligaría a iniciar de nuevo el ciclo de crecimiento del cabello desde  la base.

Por lo general, el cabello que tiene más probabilidades de caerse es aquel que tiende a volver a crecer más rápido. El cabello de la parte superior de la cabeza crece más rápido que las cejas y las pestañas.

 

¿El pelo suele salir diferente a como se tenía?

Normalmente  existen cambios transitorios, que van desapareciendo con el paso de los meses.

 Unas veces nace más oscuro, a menudo con un mayor número de canas. Los tintes sin amoniaco son los recomendados en esta fase.

Si va a comenzar a usar tintes es imprescindible que se realice antes unas pruebas de  tolerancia.

El tinte suele empezar a aplicarse a los tres meses de la finalización de la quimioterapia cuando existe una dimensión de largo adecuada.

Es frecuente que en las zonas de mayor contacto con la peluca o frontal de gorros y pañuelos  el cabello salga más débil.

 En la mayoría de las ocasiones crece encrespado y muy rizado hasta alcanzar una dimensión media hacia los seis meses.

 Para esta etapa los remedios caseros como el aceite de oliva templado o la utilización de aceite de argán ayuda a nutrir y suavizar el cabello.

La reciente aparición del sistema de nutrición con Keratina permite el alisado y da imagen de un pelo nutrido y sin electricidad. 

 

 ¿Qué sucede si me aplican radioterapia en el cuero cabelludo?

 La Radioterapia solo afecta al cabello que está en el campo de radiación. La caída del cabello depende de la dosis y del método de radioterapia.

Como normal general, el cabello vuelve a crecer en el área donde se recibió la radioterapia después  de varios meses, aunque es posible que sea más fino o que tenga una textura diferente.

Existen algunos casos en que se utilizan dosis muy altas de radiación para tratar el cáncer, entonces es posible que el cabello no vuelva a crecer o que su densidad sea más fina en el área donde se recibió la radioterapia.

1Comentarios

    • Avatar
      Andrea
      dic 4, 2016

      Hola, para después de la caida del pelo yo recomiendo usar algún producto de sebastian para fortalecer y dar vitalidad, hemos comprobado el pelo cobra su salud muy rápidamente, de lo contrario todo se retrasa mucho mas.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Web: (Incluye http://)
* Comentario:
Introduce el código